Humana premia a Girsa en la entrega de sus galardones vinculados a la economía circular

05 octubre 2022

Humana ha reconocido el trabajo que Girsa realiza para facilitar las tareas de reciclaje de producto textil en su planta de Picassent. Así pues, en el marco de Ecofira, la Feria Internacional de las Soluciones Medioambientales y Transición Ecológica que se está desarrollando estos días en Feria Valencia, ha entregado uno de sus premios Humana Circular, a la empresa mixta de la Diputación de Valencia. Mentxu Balaguer, presidenta del Consejo de Administración de Girsa ha sido la encargada de recoger el premio junto a la directora de la planta de Picassent, María Morales y el responsable de estrategia de Girsa, David Cebolla.

“Le damos una gran importancia a este premio por los dos valores que reúne, por un lado la sostenibilidad, pero también la labor humanitaria y de cooperación. Desde Girsa seguimos avanzando en la moernización y las nuevas ideas que impliquen la economía circular y la reutilización”, ha explicado Mentxu Balaguer, presidenta de Girsa. Nosotros durante los 30 años que lleva operando Girsa para mejorar la gestión de residuos detectamos que podíamos valorizar esta fracción textil, por ello fue una suerte que Humana se cruzara en nuestro camino y por nuestra parte estamos encantados de trabajar con ellos”, explica David Cebolla, responsable del departamento de estrategia de Girsa.

A principios de año, Humana Fundación Pueblo para Pueblo y Girsa alcanzaron un acuerdo para la instalación de dos contenedores de ropa usada en las instalaciones de Picassent. En ellos se ha estado depositando la ropa, el calzado, los complementos y la ropa de hogar que ya no se utiliza, para darles una segunda vida a través de la reutilización y el reciclaje.

La reutilización del textil usado contribuye a la reducción de las emisiones de CO2: por cada kg de ropa recuperada (y no conducida a un centro de tratamiento de residuos para su incineración o disposición final) se evita la emisión de 6,1 kg de CO2. Por otro lado, los recursos obtenidos con la gestión del residuo textil permiten la creación de empleos verdes (Humana genera un empleo indefinido por cada 30 toneladas de textil recogido) y financian programas de desarrollo en los países del Sur de la mano de contrapartes o socios locales.