La importancia del uso del contenedor marrón

19 mayo 2022

En los últimos años nos hemos encontrado con un nuevo inquilino en nuestras calles, el contenedor marrón. Este recipiente se presenta como una importante herramienta a la hora de poder realizar una correcta selección de residuos para el reciclaje, por lo que su buen uso y aplicación en los municipios es necesaria. Desde GIRSA, aprovechando que estamos en la semana del reciclaje te lo explicamos.

El contenedor gris y el contenedor marrón

Por costumbre el contenedor gris ha sido nuestro espacio para depositar los residuos que no eran envases, cartón o vidrio, por lo que no acabamos de comprender bien qué elementos van al contenedor marrón y el porqué de su importancia. Pues bien, a diferencia del gris, el contenedor marrón está destinado para los residuos biodegradables y desechos orgánicos, es decir, todo aquello que se descomponga en un período de tiempo relativamente corto.

Al contenedor marrón se arrojan los residuos de alimentos como las cáscaras y pieles de frutas, restos de carnes, pescados, verduras, posos de café o bolsitas compostables de infusiones. Residuos orgánicos por otro lado son papeles y cartón manchados de grasa o aceite (como las cajas de pizza), pequeños restos vegetales de flores y hojas o tapones de corcho y serrín.

Por el contrario, los restos que no sean orgánicos van destinados al contenedor gris como son las toallitas higiénicas, los tampones, las compresas, pañales, chupetes, biberones, la arena para las mascotas, polvo, pelo, colillas, productos de limpieza, objetos de cerámica, ceniza, plásticos, ramas de poda ni aceites de cualquier tipo.

¿Qué se hace con los residuos del contenedor marrón?

Con la separación de los residuos orgánicos en los contenedores marrones podemos conseguir una segunda vida para estos. De hecho, la función de los citados desperdicios es servir de compost, un material que puede ser usado como abono y fertilizante o, incluso, como combustible energético.

De hecho un 40% de la bolsa de basura que generamos contiene residuos orgánicos que podrían ser aprovechables como compost, lo que nos puede servir de aliciente para cambiar el paradigma de consumo hacia un modelo de producción circular mucho menos nocivo para el medio ambiente y en el que los residuos vuelvan a servirnos como materia prima.

Contenedores marrones en 2024

Por último, es importante recordar que para el año 2024 todas las comunidades autónomas y entidades locales estarán obligadas a disponer de los contenedores marrones para depositar los residuos biodegradables.