Se inicia las experiencias de campo del Proyecto “Smart Mulch” en la finca La Florentina

27 mayo 2019

Durante el mes de mayo, se ha iniciado la fase de sensorización de las parcelas de ensayo, con la señalización de arbolado en las parcelas elegidas para la fase experimental.

 

Con el fin de eliminar factores que distorsionen los resultados experimentales, se plantean las experiencias en tres zonas de cultivo de climatología y suelos dispares (Pedralba, Alcudia y Alzira), con dos tipos de cultivo de comportamiento diferente, como Naranjo y Caqui, y por último en dos agrosistemas opuestos, el cultivo convencional y el ecológico.

 

La parcela por la que se ha empezado está situada dentro de la mítica finca de La Florentina, ejemplo de explotación agroecológica, sostenible económicamente desde hace más de 20 años, en la que se pueden ver mecanismos y sistemas de producción ecológicos completamente implantados y consolidados. Esta colaboración debemos agradecérsela al no menos mítico personaje de la agricultura valenciana, Don Vicente Borrás , ex director de la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja, principal impulsor de la investigación sobre micorrizas y propietario de la finca.

 

Durante el señalizado del arbolado, en este caso Caqui de producción ecológica y la parcela de Caqui de producción convencional, en el emplazamiento de La Alcudia, estuvieron presentes el propietario de la finca La Florentina, Vicente Borrás, científicos de la UPV como Vicente Castell , personal de GIRSA con Ana Pérez del departamento de Calidad y Pere López Responsable del Proyecto y alumnas del Colegio Pureza de María, estas últimas realizando un trabajo fin de curso sobre el alcance del proyecto Smart Mulch.

 

 

En las parcelas elegidas se coloca una cobertura de paja (mulch) en el suelo de determinados árboles y se introducen sensores de humedad y temperatura a diferentes profundidades, con el fin de observar “online” el comportamiento del agua en el suelo dependiendo de la utilización o no de la cobertura de paja. Los datos obtenidos se envían en tiempo real a un servidor web a disposición de los investigadores implicados en esta parte del proyecto.